Pruebas de Paternidad y Huella genética

Test de paternidad

Precio: Prueba informativa 290 € + IVA / Prueba legal 350 € + IVA 
Plazo de entrega: 10 días laborables (de lunes a viernes)

Este test consiste en comparar el ADN de dos o más muestras para verificar o desmentir el vínculo paterno- filial entre ellas. Existen dos tipos de pruebas en función del uso que se quiera dar a la información obtenida: informativa o legal.

Prueba informativa o privada: El resultado solo se comunica a la persona que solicite la prueba. No se identifica a todos los participantes, por lo que no tiene validez legal, y es totalmente confidencial.

Prueba legal: El resultado se puede usar como evidencia en juicios. Se requiere la identificación de los participantes y el seguimiento de la cadena de custodia de las muestras durante todo el proceso, para garantizar la imposibilidad de manipulación de las mismas. La Prueba Legal se diferencia de la Informativa en que, además de informar, obliga a los participantes a aceptar los resultados obtenidos por vía legal, ayudando a resolver casos vinculados al derecho civil, penal y de extranjería e inmigración, en que supuestos progenitores necesiten probar o negar su paternidad biológica por diferentes motivos (herencias, separaciones, reagrupación familiar, etc).


Test de Paternidad Prenatal No Invasivo en sangre materna

Precio: 1500 € + IVA
Plazo de entrega: 15 días laborables (de lunes a viernes)

Esta prueba no invasiva permite detectar con un anàlisis de sangre la relación de parentesco entre el ADN fetal y el supuesto padre biológico. 

En el informe de resultados se confirma la relación de parentesco cuando se detecta coincidencia almenos en el 99’9% de los marcadores estudiados en el ADN paterno y el fetal.


Huella genética

Precio: 200 € + IVA
Plazo de entrega: 10 días laborables (de lunes a viernes)

Informe detallado de todos los datos que puede ofrecer un análisis de ADN. Ha sido creado especialmente para personas que quieran conocer y archivar su huella genética, de manera que pueda ser utilizada en situaciones futuras que lo requieran.

La utilidad de conocer esta información es incalculable en los siguientes casos:

  • Niños adoptados en los que no exista la posibilidad de obtener muestras de familiares biológicos directos. Conocer el perfil genético de estos niños es imprescindible en caso de accidente o desaparición, ya que permitiría hacer su identificación confrontando esta identidad registrada con la de restos biológicos encontrados.
  • Familiares fallecidos a los que se decida incinerar. Previamente y como medida preventiva, se puede conservar la huella genética para situaciones futuras que lo requieran, ya que una vez incinerados será imposible realizar estudios de ADN.